Fitch ha bajado el 'rating' de la empresa de juegos Codere por la repercusión de la crisis en España sobre su actividad y las incertidumbres respecto a su accionariado y estructura financiera, informó hoy la agencia de calificación crediticia. Fitch ha recortado la nota de Codere desde 'B+' a 'B' y la coloca en perspectiva con implicaciones negativas, después del retraso en el cumplimiento de las obligaciones financieras del accionista mayoritario de la compañía. Estos cambios de calificaciones "reflejan principalmente la debilidad en la operativa como resultado de las difíciles condiciones en España por la ralentización económica", destaca Fitch.