La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha rebajado la nota a largo plazo de Carrefour hasta 'BBB+', desde 'A-', con perspectiva 'negativa'.

Mientras, confirmó la calificación a corto plazo 'F2', tras aprobar la escisión de Dia y su previsión de una caída del 35% en los ingresos operativos en Francia.

"La rebaja sigue a la confirmación por parte de Carrefour de que espera registrar una caída en el entorno del 35% de sus actuales ingresos operativos en Francia durante la primera mitad de 2011 y la escisión de Dia", apuntó Johnny Da Silva, analista de Fitch.

Fitch respalda su decisión de fijar la perspectiva de Carrefour en 'negativa' en relación con el ritmo de recuperación de las actividades del grupo en Francia, así como por las presiones procedentes de grupos de accionistas.

"Podrían producirse presiones negativas sobre el 'rating' si la compañía iniciara nuevas medidas en busca del favor de los accionistas, el margen operativo del grupo se encontrase por debajo del 3,5% a finales de 2012 o hay escasos progresos en sus niveles crediticios en los próximos 18 meses", explicó la agencia.

Pese a recibir esta rebaja, los títulos de Carrefour cotizan un 3,91% arriba en los 27,49 euros.