La fiscal general del estado de Massachusetts, Martha Coakley, anunciará el lunes un acuerdo con Goldman Sachs  sobre préstamos hipotecarios "subprime", o de alto riesgo.  Según el acuerdo, Goldman pagará al estado 10 millonesde dólares y ofrecerá 50 millones de dólares en ayuda a los propietarios de viviendas.  El estado señaló que ha estado investigando el papel de los bancos de inversión en la "originación y titularización de préstamos hipotecarios subprime".  Una portavoz de la fiscalía dijo que el pacto se produce tras otros acuerdos previos con originadores de préstamos. Agregó que es la primera vez que un banco de inversión alcanza un acuerdo de este tipo sobre los préstamos subprime.