Estas ventas comprenderán el negocio inmobiliario de BAA (controlado en un 50%) y su participación en los aeropuertos de Australia -Melbourne (19,8%), Perth (15%), Launceston (19,8%) y Darwin (10%), Alice Springs (10%) y Tenants Creek (10%)-.Villén ha explicado que "el proceso está muy avanzado" porque ya se han recibido ofertas, elegido candidatos para las divisiones y entrado en negociaciones.En cuanto a la posibilidad de desprenderse del negocio de "duty-free" (tiendas libres de impuestos) de BAA, un activo no estratégico para Ferrovial, Villén aseguró que la venta "aún no está decidida". En la actualidad está estudiando los activos de la compañía para descubrir si "merece la pena o no" desinvertir en este negocio.
Seguirá con su emisión de bonosLas plusvalías obtenidas por las ventas de las participaciones en los aeropuertos australianos y de la división inmobiliaria de BAA no afectarán a la emisión de bonos que la compañía prevé llevar a cabo próximamente. El grupo constructor quiere emitir 4.500 millones de libras (6.434,6 millones de euros) en bonos titulizados (aquellos cuya garantía son los propios activos de la emisora) para refinanciar el préstamo que recibió por la compra de BAA y que vence en 2011. Asimismo, tiene previsto migrar otros 4.500 millones de libras (6.434,6 millones de euros) en bonos que heredó de BAA, a los que cambiará sus condiciones.Sin embargo, el grupo no ha puesto fecha a la emisión de dichos bonos -a pesar de que con anterioridad la fijó a finales de año- porque "está esperando a que se calme la situación actual del mercado" y porque "podría afectar al precio final de los bonos".
DeudaEl responsable de Ferrovial ha descartado que el retraso se deba a la deuda de la compañía, ya que "tenemos una buena situación de solvencia" tanto que, incluso, "podríamos hacer alguna adquisición". Asimismo ha explicado que el grupo ha reestructurado su filial BAA, con un cambio de sociedades y de los planes de negocio, para poder emprender el proceso de titulización.La deuda total del grupo asciende a los 31.300 millones de euros -1.800 millones son con recurso al accionista y 29.500 millones sin recurso- y con activos valorados en 55.000 millones de euros.Los principales activos de la constructora son BAA, que ha tenido ingresos estables y fiables durante años, y el negocio de autopistas de peaje, que cuentan con una permanencia mínima de 30 años. Nicolás Villén ha detallado que toda la deuda de Ferrovial puede ir destinada a financiar nuevas adquisiciones.Dentro de la deuda con recurso, que supone 2,3 veces el resultado bruto de explotación (Ebitda) cuenta con un ratio de apalancamiento bajo.