Dos ofertas encabezadas por la brasileña Odebrecht y por la española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), a través de su filial Ramalho Rosa, han sido preseleccionadas en el concurso para la construcción de la autopista lisboeta CRIL, un proyecto de 100 millones de euros, según publica Diario Economico sin citar sus fuentes. Atrás se han quedado las propuestas de grupos portugueses como Mota Engil SGPS, Soares da Costa SGPS, Teixeira Duarte SGPS y Somague, ésta última filial de Sacyr Vallehermoso.