FCC está estudiando la posibilidad de vender su negocio de inspección técnica de vehículos (ITV), que facturó 51,7 millones de euros en 2009, un 11,7% más que en 2008, informaron hoy a Europa Press en fuentes del mercado. La eventual venta se enmarca en la "dinamización" que el grupo controlado por Esther Koplowitz pretende imprimir este año a su política de rotación de activos no estratégicos, tal como recientemente anunció el presidente de la compañía, Baldomero Falcones. FCC centrará su desarrollo en los tres negocios que califica como estratégicos: las infraestructuras, los servicios medioambientales y la energía renovable. La actividad de ITV se enmarca en Versia, filial de servicios no ambientales del grupo.