Los impagos del ayuntamiento de Madrid a las concesionarias ascienden a unos 500 millones de euros, según las empresas, y unos 300 millones, según el consistorio.
Las filiales de limpieza, tratamiento y recogida de basura de las grandes constructoras –FCC, Urbaser (ACS), Cespa (Ferrovial) y Sufi (Sacyr)– presentaron, el pasado 30 de septiembre, sendas demandas contencioso-administrativas contra el Ayuntamiento de Madrid, por impagos, según publica hoy Expansión por fuentes de la patronal que las agrupa, Aselip.