Desde los mínimos de las elecciones americanas el Ibex desarrollaba una normalidad correctiva que la semana pasada fue infringida. Este dato sugiere que entre los máximos alcanzados en mayo en 11.200 y los 11.350 puntos de la proyección alcista teórica del doble suelo completado el año pasado ha podido iniciarse un tramo de corrección compleja.

 

 

Los niveles de referencia de soporte en el corto plazo se sitúan entre los 10.600 puntos (mínimos de la semana pasada) y los 10.400 puntos (cierre del hueco alcista abierto tras la primera vuelta de las elecciones en Francia).

Vea también: La pérdida del mínimo de mayo apunta a una corrección más acusada

Escenario Ibex 35

Aunque la pata alcista actual haya sido más violenta de lo previsto en mayo del año pasado, en el medio/largo plazo mantendríamos el boceto planteado entonces:

FASE 1: caídas que volvían a niveles de mínimos de febrero 2016. (Brexit)

FASE 2: importante rebote desde los niveles de mínimos de febrero, en donde aún nos encontramos. (Actual)

FASE 3: réplica bajista importante. (¿2017-2018?)

 

Vea también: "Mientras el Ibex no pierda los 9.623-9.525 puntos no pensamos en caídas de pánico"

Pese a haber defendido a ultranza un escenario alcista en Brexit, desde el pasado mes de enero hemos lanzado mensajes de cautela, acumulando el Ibex subidas de más de 1.000 puntos desde entonces, quedando cualquier corrección a día de hoy lejos de aquellos niveles.

Tras haber alcanzado el selectivo español niveles de 11.000 puntos se trata de ver dónde tiene más opciones de dirigirse en el medio plazo en el siguiente movimiento, ¿hacia los 13.000 puntos o hacia los 8.000 puntos?

Pese a que desde junio 2016 (Brexit) los mercados no han perdido niveles que sugieran problemas, el estado excepcional de varios activos en sus indicadores lentos y las exigentes pendientes de subida planteadas desde hace un año sugieren un periodo conflictivo en el medio plazo, lo que nos invita a pensar en la segunda opción planteada.

Por varias razones expuestas en la sección de análisis técnico de renta4.com (Perspectivas técnicas e ideas de inversión) pensamos que si los niveles planteados en Brexit no eran para vender a medio plazo, niveles de 11.000 tampoco lo son para comprar de fondo, por lo que aconsejaríamos infraponderar renta variable en el medio plazo y aprovechar los rebotes que las correcciones vayan produciendo para reducir exposición.

Vea también: Renta variable focalizado en empresas petroleras