El fondo de capital riesgo Harbinger, gestionado por el multimillonario Philip Falcone, afianza su apuesta por que caerán en bolsa las acciones de BBVA y Santander, con 'posiciones cortas' por importe global de 386 millones de euros, según las últimas comunicaciones del 'hedge fund' remitidas hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Harbinger, especializado en movimientos agresivos contra grandes compañías internacionales, ha declarado 'posiciones cortas' enfocadas a la obtención de beneficios con la depreciación de las acciones tanto de BBVA como de Santander, mientras que la Asociación Española de Banca (AEB) reclama la prohibición de estas prácticas bursátiles por deteriorar la cotización de las entidades.