Los economistas prevén que el Banco Central Europeo mantenga de nuevo invariados los tipos de interés y sus medidas extraordinarias en su encuentro de septiembre, ya que continúa con una postura de sentarse y esperar a ver qué pasa, en medio de los crecientes signos de recuperación de la economía de los 16 países de la eurozona.
ntre los datos macro de la próxima semana, se prevé que el dato adelantado de precios de consumo de agosto muestre una menor caída que en julio.