El oro sigue sin levantar el vuelo desde que comenzó el año. La pasada semana comenzó con subidas, llegando a cotizar por encima de los 1694 $- su máximo en un mes- hasta el miércoles cuando el Fondo Monetario Internacional publicó sus previsiones económicas para el 2013 en las que vaticinó un retroceso del 0,2% para Europa.
En el mercado de divisas el dólar subió contra el euro, tras conocerse la noticia. El oro cayó a lo largo de toda la tarde (hasta los 1679 $).

La caída del precio del oro se acentuó el viernes tras dos anuncios que señalaban mejoría para la economía europea: por una parte el dato del IFO alemán (que mide la confianza empresarial en el país) y por otro, la confirmación del BCE de que la banca ha devuelto 137.200 millones de la subasta de liquidez del año pasado, dos tercios más de lo esperado.

También la semana pasada el Banco de Japón de dar un giro hacia una política monetaria "agresiva" para lograr una inflación estable del 2 % con el objetivo de revitalizar a la tercera economía mundial. El anuncio tuvo efecto en los mercados y el oro contra el yen alcanzó máximos históricos.

Según publicaron los analistas de Goldman Sachs, Damien Courvalin y Alec Philips, el rally alcista recobrará intensidad durante los próximos tres meses en los que Estados Unidos seguirá con su debate interno sobre el techo de la deuda, pudiendo alcanzar los 1825 $ la onza. En palabras de estos analistas, "La incertidumbre asociada a estas cuestiones junto las débiles perspectiva de crecimiento económico que pronostican nuestros economistas para Estados Unidos durante la primera mitad de 2013 como consecuencia del impacto negativo de la subida de impuestos".

No obstante, las dudas crecen para la segunda mitad del año. Si mejoran las condiciones del a economía estadounidense, los precios del oro podrían registrar pérdidas. En ese sentido, los analistas de Morgan Stanley recortaron su precio medio para el oro en un 4% a 1.773$/onza y el de la plata en un 4% a 33,44$/onza.

El Fix PM del viernes para el oro fue de 1660 $ la onza, reflejando una caída semanal (con respecto al mismo fix del viernes anterior) de casi un 1,7%
.



El Fix de la plata fue de 31,56 $ la onza, reflejando una caída con respecto al mismo fix del viernes anterior del 0.82%


.

El panorama no parece muy alentador, pero como comenta el autor Jorge del Canto en Oro y Finanzas, el oro sigue siendo una opción para “aquellos que buscan una alternativa a la falta de rentabilidad para los depósitos del dinero, que suelen ser aquellos ahorradores más prudentes con la mira en el largo plazo, y que todavía no ven las ventajas de sustituir su ahorro en billetes por el oro y la plata físicos de inversión: liquidez y protección del poder adquisitivo".

Esta semana (martes y miércoles) tendrá lugar la reunión mensual de la Fed en la que se debatirá sobre tipos de interés y la continuidad sobre su programa de compra de activos. Los mercados estarán atentos a las conclusiones de dicha reunión.