El presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, ha se ha mostrado hoy partidario de que el regulador estadounidense lleve a cabo “sustanciales” ajustes adicionales, además de insistir en la necesidad de unos tipos de interés bajos.
Evans, que en las dos últimas reuniones de la Fed no estuvo de acuerdo en que la economía estadounidense necesitara nuevos estímulos, ha asegurado hoy que está a favor de aplicar “sustanciales” ajustes adicionales.

El responsable de la Fed de Chicago también ha insistido en la necesidad de que EEUU mantenga los tipos de interés en niveles excepcionalmente bajos hasta que la tasa de paro se sitúe por debajo del 7% y la inflación a medio plazo alcance el 3%.

Según ha explicado el funcionario estadounidense, aunque la economía parece que está “algo mejor” que hace unos meses, la actividad económica no ha aumentado de forma masiva.

Respecto a la nueva estrategia de comunicación de la Fed, en la que el regulador incluye previsiones sobre las tasas, Evans cree que supone una “sustancial mejora de primer orden” que puede ayudar a la recuperación de la economía.