La compañía francesa de satélites Eutelsat ha renunciado al derecho de tanteo que pactó en Hispasat en 2001, según publica Cinco Días. Esto despeja el panorama para Abertis, que intenta comprar un porcentaje que podría ser de hasta el 46,6 por ciento de operador de satélites español a socios privados, pero que ha encontrado la oposición en el Gobierno español, por temor a que la francesa Eutelsat controle un sector tan estratégico. Abertis podría tener que pagar unos 100 millones de euros a Eutelsat por su renuncia.