El EuroStoxx gesta un nuevo impulso alcista desde 2250 puntos tras un pequeño periodo de descanso. Aparenta libertad técnica hasta la zona de 2600-2660 puntos, nivel desde el que comenzó a caer violentamente en julio. En el supuesto camino al alza encuentra su primer soporte en 2350 puntos (hueco alcista) y en 2250 puntos.

Recomendación: MANTENER.