Las plazas del viejo continente aguardan la decisión que tome el BCE en materia de tipos de interés y lo hacen con caídas. A pesar de que la mayoría de los expertos apuntan a que el organismo europeo podría rebajar hasta medio porcentual el precio del dinero, que dejaría los tipos de interés en mínimos históricos del 1,5%, el sector financiero sigue ‘ahogando’ los beneficios de la renta variable. Al menos así parece reflejarlo el Ibex 35, que cede un 1,55% y abre en los 7.244 puntos presentando a Santander y BBVA entre las compañías más penalizadas. En una jornada en la que el euro alcanza los 1,2606 dólares y el barril de crudo brent se vende a 45,56 dólares.
Reunión del BCE. Ahí es donde apuntan las miradas de los mercados europeos. Los expertos descuentan una bajada de hasta medio punto porcentual en los tipos de interés para la Eurozona, que dejaría en el 1,5% el precio del dinero, su mínimo histórico. Y es que la voluntad del presidente de la entidad, Jean Claude Trichet de adoptar nuevos recortes en los próximos meses, no se deja notar en el sentimiento inversor. A pesar de la subida del 2,2% con la que cerró el Dow Jones y la revalorización del índice Tokiota hasta cerrar en los 7.433 puntos, el Ibex 35 recorta un 1,55% y abre en los 7.244 puntos tras conocer además que la producción industrial cedió en enero un 20,2%.

Gráfico Ibex 35





Y mientras se espera que el organismo europeo de algo más de alivio a la economía, los mazazos siguen golpeando duramente al sector financiero. El último en dar su veredicto fue S&P que ha bajado las calificaciones de la banca mediana mientras empeora la perspectiva de los dos grandes bancos. Una perspectiva que empaña el comportamiento en bolsa de ambas entidades. Santander pierde más del 2,4% mientras que BBVA retrocede un 1,33%. Banesto o Banco Popular abren la sesión con pérdidas superiores al 0,9%.

Sin embargo las mayores caídas de la sesión llevan el nombre de Grifols. Poca confianza parece dar las previsiones que ha dado la compañía en una presentación a analistas. Espera que su ebitda de este ejercicio se mantenga en niveles similares a los de 2008, cuando fue de 236,3 millones de euros. Asimismo, ha señalado que su nivel de apalancamiento financiero se mantendrá de forma razonable. Sus títulos reaccionan con caídas del 3,28% hasta los 11,77 euros.

Y a pocos días de que Gas Natural remita a la CNMV el folleto para lanzar una oferta de compra por el 100% de Unión Fenosa, los cambios corporativos se suceden en los consejos de ambas compañías. Por el momento, el presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró, toma las riendas de la eléctrica y confirma la salida del entonces presidente de la misma, Pedro López Jiménez. La gasista pierde un 0,29%. Y es que el sector no vive uno de sus mejores días. HSBC ha iniciado al cobertura de Iberdrola hasta infraponderar con un precio objetivo de 4,6 euros. Recomendación ante la cual reaccionan los títulos de la eléctrica con una bajada del 1,61%. .La entidad británica ha revisado al alza el precio objetivo de su filial de renovables, que establece en los 3,65 euros, y que sin embargo lleva al valor a un 0,65% de penalización. Sobre renovables también va el acuerdo que ha firmado Acciona con Mitsubishi. El gigante nipón ha comprado el 34% de la central fotovoltaica de la española en Amareleja (Portugal) en lo que se supone un ‘principio de acuerdo’ para extender este pacto a todo el mundo de la energía verde. La española pierde algo más del 1,4% en los primeros minutos de negociación.


Continuo

En el continuo español, esta mañana la prensa cita la venta del 60 % del negocio de caramelos de Sos Cuétara al grupo Pascual Carrión por 6 millones de euros. Una operación con la que éste pasará a controlar el 100% de la división y que, junto con la venta de otros negocios, reportará a la compañía alimenticia entre 100 y 150 millones de euros. Una previsión con la que no está de acuerdo Banesto Bolsa. El broker considera que la compañía no está en disposición de vender activos no estratégicos con lo que recomienda vender con precio objetivo de 11.20 euros. Los títulos de la compañía permanecen invariables en los 4,60 euros.

Con caídas del 1,9% reacciona Zardoya Otis. La compañía ha anunciado que el próximo 10 de marzo abonará un dividendo de 0,160 euros brutos por acción. Operación con la que el fabricante de ascensores tendrá que desembolsar 50,7 millones de euros a repartir entre los 316,9 millones de títulos que componen su capital social. Sus caídas son superadas por Baviera, con algo más del 6% de caída o Española del Zinc que se hace con pérdidas del 4,76% en la sesión.

Europa

Pendientes de conocer cómo dejará el BCE el precio del dinero y de saber cómo evoluciona la economía de la Eurozona, el índice alemán comienza la jornada con una caída del 0,9% hasta los 3.612 puntos Y ello en un día en que se conoce que las ventas minoristas del país cayeron un 0,6% en enero, dejando en el -1,2% la tasa interanual. Además esta mañana Morgan Stanley ha elevado la recomendación de Siemens hasta sobreponderar con un objetivo de 51 euros. Quizás por ello la compañía de telecomunicaciones sube más del 1,51% en la sesión y abre en los 41,16 euros.

En Francia, GDF Suez ha madrugado para dar a conocer que su beneficio neto de 2008 fue de 6.500 millones de euros, un 13,04% más que los 5.750 millones obtenidos al cierre del ejercicio anterior. La compañía, que ha incrementado su Ebitda hasta los 13.890 millones, prevé superar esta cifra a lo largo del ejercicio presente. Rebota algo más del 1% el día en que su índice de referencia, el CAC-40 cae un 1,13% hasta los 2.645 puntos. Del resto de índices, el FT-100 abre en los 3.612 puntos en tanto que Eurostoxx50 cotiza en los 2.924 puntos en los primeros minutos de negociación.

La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años abrió hoy la sesión en el mercado secundario de deuda pública sin cambios respecto al cierre de ayer, con lo que permaneció en el 4,22 por ciento. De esta forma, el precio de estos títulos se elevó muy levemente hasta el 103,18%, frente al 103,15% registrado ayer al finalizar la jornada. En cuanto a los mercados internacionales, el rendimiento de la deuda alemana permanecía también en el mismo nivel de ayer, en el 3,13%, mientras el bono estadounidense marcaba un rendimiento del 2,99% coincidiendo con la apertura de la sesión española. Los contratos de futuros de la deuda alemana perdían terreno al inicio de la sesión y retrocedían hasta el 124,35%, desde el 125,53% de ayer, al contrario que los que se negocian sobre el comportamiento futuro de la deuda estadounidense, que subían hasta el 120,08%, desde el 120,13% de ayer.