Las bolsas europeas han abierto este martes con ligeros retrocesos en sus principales índices, en una sesión en la que los inversores ven con temor el repunte del petróleo y la apreciación del euro. 

Además de estos temores, aún resuenan los comentarios del gobernador del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, indicando que las subidas de tipos vendrán en “trimestres no años” después de la finalización del programa de compra de activos, que pesaron ayer sobre los bonos europeos, así como sobre la evolución de la renta variable.

El Dax 30 alemán cae un 0,2%, seguido del Euro Stoxx 50 que cae un 0,1%, mientras que el resto de índices se mueve plano, con el Ibex 35 en el 0,2%.

En el Euro Stoxx, Orange se deja un 2% y es el valor que más cae, junto a Telefónica (-1,3%), Deutsche Bank y Deutsche Telecom cerca del 1%. ASML, Eni, Enel e Intesa Sanpaolo son los valores que más suben, todos ellos cerca del medio punto porcentual. Llama la atención porque son los tres valores italianos que forman parte del índice de las 50 mayores empresas cotizadas.

Los mercados asiáticos se replegaban en la recta final de la jornada, ignorando la subida de Wall Street al optar lo inversores por la cautela por los riesgos económicos y políticos, según recoge Reuters.

China reportó inversiones y ventas minoristas más débiles que lo esperado en abril y una caída en las ventas de casas, lo que oscurece su perspectiva económica en momentos en que las autoridades buscan sortear los riesgos del endeudamiento y desactivar una disputa comercial con Estados Unidos.

Wall Street cerró el lunes con una ligera alza tras una sesión volátil, en la que la debilidad del sector defensivo contrarrestó el optimismo por los comentarios conciliatorios del presidente Donald Trump que calmaron las aguas en medio de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Parece, según lo que se ha filtrado a la prensa, que ambas potencias estarían negociando un acuerdo por el que se rebajarían las sanciones impuestas por EEUU al gigante chino de equipos de telecomunicaciones ZTE Corp por sus operaciones en Irán a cambio de que China retire las tarifas impuestas sobre los productos agrícolas estadounidenses.

Ayer por primera vez desde la crisis financiera la rentabilidad de las letras a tres meses del Tesoro estadounidense superó la rentabilidad por dividendo del S&P 500, según recoge Link Securities en su informe diario de mercados.

La libra turca caía el martes a un nuevo mínimo cerca de 4,4 libras por dólar ante las preocupaciones en el mercado por capacidad del banco central de controlar la inflación, mientras que el billete verde se mostraba estable frente al resto de las las divisas recuperando terreno tras el descenso sufrido el lunes. El cambio euro dólar se intercambia a 1,1934 'billetes verdes' en la apertura. 

Los precios de petróleo se mantenían firmes el martes, cerca de su máximos desde noviembre de 2014, ante los recortes de producción de la OPEP y la amenaza de sanciones de EEUU contra Irán. El petróleo Brent llega a los 78,19 dólares y el West Texas, de referencia en EEUU, a los 70,88 dólares.

Este martes la agenda macroeconómica volverá a recuperar protagonismo, con la publicación de importantes cifras macroeconómicas a ambos lados del Atlántico. Entre las cifras que se publican destaca las ventas al por menor de EEUU en el mes de abril, que proporcionarán el primer dato de consumo privado del segundo trimestre del año, tras el debilitamiento registrado en el primer trimestre. En la sesión europea, la encuesta ZEW en Alemania compartirá protagonismo con el PIB de Reino Unido o el IPC de Francia.

A nivel empresarial, OHL publica resultados después del cierre de mercado, con teleconferencia el miércoles, mientras que Telepizza publica resultados del primer trimestre, con teleconferencia el miércoles.

A nivel político, el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, viaja a Sofía para reunirse con el primer ministro búlgaro, tras lo cual ofrece una rueda de prensa.

El Movimiento 5 Estrellas de Italia ha pedido al presidente "unos días más" para cerrar el acuerdo de gobierno de coalición con el partido de extrema derecha Liga, dijo este lunes Luigi Di Maio, líder de la formación.