El euro alcanzó el miércoles otro máximo histórico frente dólar, al subir a 1,5980 dólares, luego de la publicación de cifras sobre la inflación en Estados Unidos y Europa. El aumento de los precios al consumidor de marzo en Estados Unidos coincidió con las expectativas del mercado. Sin embargo, las cifras sobre los precios publicadas en la zona del euro mostraron que la tasa de inflación ascendió a un récord. Según los analistas, esto otorgaría espacio a la Reserva Federal para seguir recortando las tasas de interés en Estados Unidos, pero podría impedir que el Banco Central Europeo siga el mismo camino. Las tasas de interés más bajas reducen el atractivo del dólar frente a otras monedas de mayor rendimiento.