La época de las triples ‘AAA’ de la deuda soberana europea parece que está próxima a su fin y los inversores huyen de los activos made in Europe. Ni Francia, una de las economías fuertes del Viejo Continente, ha podido escapar a la incertidumbre en la colocación de su deuda hoy. La divisa comunitaria va cuesta abajo y sin frenos. Cuelga con dificultad de los 1,28 dólares. Por supuesto, el sector financiero europeo se hunde en bolsa.


El euro cae con fuerza frente a la moneda americana. El par ha perdido su primer soporte de los 1,2873 dólares y está apunto de decir adiós también a los 1,28 dólares, algo más que una cota psicológica. Ahora, por abajo, “el segundo soporte estaría en los 1,25 dólares”, indican desde Ideas de Trading. No obstante, tendría vía libre hasta los “1,19 dólares”, siguiente nivel de importancia que fija Sara Carbonell, Responsable de fidelización y desarrollo de clientes de CMC Markets.

Cómo no, los bancos también son otro de los activos más penalizados esta sesión. A poco tiempo para que cierre el mercado europeo, en las principales plazas del continente son las financieras las que encabezan las pérdidas. En España BBVA y Santander pierden un 5,19% y 4,51%, respectivamente. La banca mediana se encuentra aún más penalizada: Popular pierde un 6,37%, Sabadell un 5,69%, y Bankinter un 5,48%. Hoy amanecíamos con las declaraciones del Ministro de Economía, Luis de Guindos, apuntando a que nuestras financieras necesitaban 50.000 millones adicionales para sanearse y poder enfrentar el futuro.

En Alemania, las caídas del Dax están encabezadas por Deutsche Bank (5,57%) y Commerzbank (4,77%). En Francia, los más penalizadas son BNP Paribas (5,41%), Axa (5%), Société Generale (5%) y Credit Agricole (4,8%).

Hoy Francia se sometió al duro examen del mercado con una colocación de deuda en medio de los rumores de posible pérdida de su calificación crediticia máxima. El Tesoro de Francia logró colocar 7.963 millones de euros en bonos a largo plazo, y, si bien puedo mantener la rentabilidad exigida a los títulos a 30 años, el país galo se vio obligado a pagar más por sus bonos a 10 años, un 1%. Así todo, la prima de riesgo francesa se ha disparado hasta los 150 puntos básicos.

Además, la española ya supera los 360 puntos básicos, a pesar del anuncio por parte del Gobierno de más medidas para reducir el déficit público, ahora, orientadas a reducir el déficit fiscal. La prima de riesgo italiana tampoco se salva, sube a 511 pb, por mucho que el jefe del Gobierno transalpino, Mario Monti, haya declarado que Italia, por el nivel de su déficit, está "mejor situada que España".