Continúa el impulso bajista que comenzó en 1,2345 y el cruce pierde el 68,2% de Fibonacci del amplio rebote al alza desarrollado la semana pasada.

Este comportamiento incorpora renovado momento bajista al precio a corto plazo y permite que los osciladores técnicos formen downticks y comiencen a activar señales de venta. En este contexto y con una tendencia bajista primaria incuestionable en los últimos 3 años consideramos que el riesgo reside en un testeo / ruptura del mínimo anual situado en 1,1802.

El escenario proclive a cesiones continuará su curso mientras el precio no recupere la zona comprendida entre la directriz alcista que incorporamos al gráfico y el primer nivel de resistencia situado en 1,2181.


Euro-libra en gráfico diario