La aseguradora obtuvo un beneficio de 294,5 millones de euros en 2010, frente a los 19 millones de euros en beneficios del año anterior.
Euler Hermes atribuye esta espectacular subida a la “mejora del ratio combinado” que bajó hasta el 68,7% y a la caída de un 42,1% en los niveles de siniestralidad.
El volumen de negocio creció un 3% respecto al ejercicio anterior,  hasta los 2.147,7 millones de euros.