La posición va formidablemente bien.

El mercado ha bajado justo hacia donde queríamos y estamos más de 3.000 dólares arriba, un 16% sobre las garantías exigidas por la estrategia. Poco más podemos pedir. Es hora de cerrar la posición y llevarnos nuestras ganancias y esperar a poner la posición para el mes de noviembre.