"Pese a las recientes señales de mejora, la recuperación ha sido frustrantemente lenta, lo que reduce las oportunidades para los préstamos rentables", afirmó Bernanke ante la convención anual de bancos comunitarios de EE.UU. reunidos en Nashville (Tennessee).
Se trata del primer discurso del presidente de la Fed después de que el Comité del Mercado Abierto del banco central de EE.UU. reiterase que las condiciones económicas aconsejaban mantener la política expansiva con los tipos de referencia entre el 0% y el 0,25%, nivel en el que llevan desde diciembre de 2008. Bernanke señaló que los bancos comunitarios, concentrados en los créditos locales, habían mostrado signos positivos como demostraba el hecho de que "los beneficios habían sido considerablemente más altos en 2011 que en el año previo".

Además, subrayó que los ratios de capital han aumentado y las provisiones para pérdidas derivadas de préstamos han descendido notablemente. La Fed ha señalado en varias ocasiones la importancia de que se vuelva a recuperar el flujo del crédito, aún deprimido por las secuelas de la crisis financiera, para respaldar la recuperación económica en marcha.

Las palabras de Bernanke siguen también a la publicación de los resultados de las "pruebas de estrés" frente a un escenario de severa crisis financiera realizadas por la Fed a los 19 principales bancos estadounidenses, que aprobaron 15 de ellos.