Los objetivos de energía renovable instalada que España se ha fijado hasta 2010 casi se han cumplido, lo que podría llevar al Gobierno a cerrar temporalmente el registro de preasignación de energía eólica, dijo el martes un portavoz del Ministerio de Industria. El registro en los libros de preasignación es requisito para participar en el generoso programa de ayudas a las energías denominadas limpias diseñado por el Gobierno español. El programa supone unos ingresos estables para compañías como Iberdrola Renovables, Acciona  o EDP Renovaveis. Ya se han registrado proyectos para construir parques eólicos durante los próximos tres años, con una capacidad total para generar unos 3.000 megavatios de electricidad, según el portavoz.