El mercado laboral español registra hasta mayo la peor evolución entre todos los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) al haber incrementado su tasa de desempleo hasta el 9,9%, lo que supone un 1,8 puntos porcentuales más que en el mismo periodo del año anterior, el mayor repunte entre los estados miembros de la organización, y muy por encima del incremento de una décima registrado por la OCDE, según los datos publicados hoy por la organización.
De este modo, España se consolida en mayo como el segundo país con mayor tasa de desempleo de la OCDE, sólo superado por Eslovaquia con el 10,5%, aunque el país centroeuropeo mantiene estable la referencia respecto a abril y ha logrado reducir en ocho décimas el dato respecto a mayo de 2007, mientras que España incrementó su tasa de desempleo en tres décimas respecto al mes anterior, en nueve respecto a enero y en un 1,8 puntos porcentuales desde mayo de 2007. Por su parte, el conjunto de la OCDE registró en mayo un repunte del desempleo hasta el 5,7%, lo que representa una décima más que en abril y respecto a mayo de 2007. La tasa de desempleo en la Unión Europea se mantuvo en mayo en el 7,2%, tres décimas por debajo del dato de hace doce meses, mientras que en EEUU la referencia se situó en junio en el 5,5%, el mismo nivel de mayo, pero nueve décimas por encima del dato del año anterior. Por su parte, Japón registró una tasa de desempleo del 4% en mayo, igual que en abril, y dos décimas mayor que en mayo de 2007. En concreto, de los veintiún países miembros de la OCDE cuyos datos estaban disponibles, trece estados registraron en mayo descensos interanuales de su tasa de desempleo, encabezados por el recorte de 2,3 puntos porcentuales registrado en Polonia, mientras que Australia mantuvo estable su tasa en el 4,3%, y siete países experimentaron aumentos del desempleo, encabezados por España con 1,8 puntos porcentuales más, e Iralanda, que sumó un 1,2 puntos más.