El Tesoro español volverá hoy a someterse al examen de los mercados con la colocación de deuda a largo plazo y va tipos más bajos, tal y como ha ocurrido en las últimas subastas de bonos y letras del Estado.

Este jueves el Tesoro espera colocar entre 3.500 millones y 4.500 millones en obligaciones a cuatro, siete y diez años. En concreto, subastará obligaciones con cupón 4,25% y vencimiento a 31 de octubre de 2016, obligaciones con cupón 4,60% y vencimiento a 30 julio de 2019 y obligaciones con cupón 5,85% a pagar el 31 de enero de 2022.

En la última subasta de obligaciones el Tesoro colocó más de 6.000 millones, casi el doble de lo previsto, en papel a cinco, nueve y diez años a tipos que rondaron el 5,5%.

Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets, “tras las rebajas de rating la peor parte se la va a llevar Portugal y España podría salir incluso beneficiada de las rebajas de calificación, ya que países como Italia, han perdido ya todas sus 'A' en la nota de calidad crediticia y hay fondos y Hedge Funds que necesitan tener deuda con mejor calidad por seguridad”.