De la misma forma, en el segundo trimestre, el indicador sintético de actividad del Ministerio marcó un crecimiento del 0,9%, mientras la economía creció un 1,8%, y en el primer trimestre el indicador señaló un crecimiento del 1,8%, mientras que la economía creció un 2,7% en tasa interanual. En cualquier caso, previsiblemente y tal y como marcan todos los pronósticos, la tasa del último trimestre del año será finalmente negativa y confirmará la entrada de España en una recesión ya prevista y anunciada por numerosos organismos y que muchos estiman larga y profunda para la economía española.

Las dificultades económicas, provocadas por la crisis financiera internacional y por el ajuste del sector de la construcción, han llevado al vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, a realizar más de una revisión de las previsiones del Gobierno a lo largo del año, hasta situarlas en el 1,6% para 2008 y en el 1% para 2009. Estas estimaciones permanecen muy alejadas de otras mucho más pesimistas, como las de Funcas, que tras su última revisión situó el crecimiento en el 1,2% para el 2008 y señaló una contracción de al menos el 1,5% del PIB en 2009, o el BBVA, que prevé un incremento del PIB del 1,3% en 2008 y un contracción del 1% en 2009.

Sin embargo, el propio Solbes ha reconocido ya en más de una ocasión que estas previsiones se han quedado desactualizadas y que no se puede ser muy optimista en cuanto a la recesión, por lo que revisará el cuadro macro del Ejecutivo a mediados del mes de enero. Esta revisión suele hacerse en el mes de diciembre, pero Solbes ha explicado que la incertidumbre de este año y el contexto cambiante en el que se ha situado la economía española, obligan al Ejecutivo a esperar hasta enero para revisar el cuadro e incorporar nuevos datos que permitan que las previsiones se acerquen más a la realidad económica.
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

TERCER TRIMESTRE

En el tercer trimestre, la economía española se contrajo un 0,2% en tasa intertrimestral, registrando su primer crecimiento negativo en 15 años, aunque en tasa interanual creció un 0,9%, la mitad de lo que lo que lo hizo en el segundo trimestre.

La economía española no retrocedía en un trimestre desde el segundo trimestre de 1993, cuando decreció un 0,3%. La tasa negativa intertrimestral del periodo julio-septiembre contrasta con el crecimiento positivo del 0,1% que experimentó el PIB en el segundo trimestre y con el que registró hace un año, cuando la economía española avanzó un 0,6%.