Ante la inactividad del BCE y la fuerte presión sobre el mercado de renta variable español e italiano, los reguladores de ambos mercados han acordado prohibir las posiciones en corto durante 3 meses.


La CNMV ha decidido prohibir las posiciones cortas para todos los valores de la bolsa española dado que "la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, podría perturbar su ordenado funcionamiento y afectar al normal desenvolvimiento de la actividad financiera", reza el comunicado enviado por la Comisión Nacional de Valores. La prohibición estará vigente desde hoy hasta el 23 de octubre, inclusive.

Por su parte, el regulador bursátil italiano (Consob) ha anunciado hoy que prohíbe, de nuevo, las posiciones cortas únicamente sobre el sector financiero y el asegurador, por las actuales condiciones del mercado. La prohibición tendrá efecto inmediato y durará hasta el próximo 27 de julio. Esta mañana los bancos transalpinos estuvieron suspendidos de cotización durante un breve espacio temporal debido a la alta volatilidad.