El gobierno español ha anunciado un plan de ahorro energético para noviembre de 2008 que pretende reducir el consumo de petróleo del país en unos 44 millones de barriles. Esta cifra equivaldría al 10% de las importaciones anuales de petróleo en dicho periodo, ha señalado el Ministerio de Industria en un comunicado. "El elevado peso de los combustibles fósiles en nuestro balance energético, junto con nuestra elevada dependencia energética y nuestro excesivo consumo de energía, hacen a nuestro país más vulnerable ante el nuevo escenario de precios energéticos", señaló Miguel Sebastián, ministro de Industria, Turismo y Comercio, ante la Comisión de Industria del Congreso, durante la presentación del plan que el gobierno pondrá en vigor con carácter urgente.