La recuperación de la economía española se afianzará "definitivamente" a lo largo de 2011, cuando se registrará un aumento del PIB del 0,7%, según un informe del servicio de estudios de La Caixa.
Aún así, La Caixa ha considera "imprescindible" realizar "un serio esfuerzo" dirigido a ganar productividad y competitividad para garantizar este crecimiento.

Sobre los riesgos que perciben los mercados en la economía española, el estudio destaca la reordenación del sistema financiero, la transparencia de las cuentas públicas de las administraciones territoriales y la aplicación de las reformas estructurales.