Dicen los expertos que, mientras España siga consiguiendo colocar deuda en el mercado, las posibilidades de un rescate cada  vez se difuminan más.  La última subasta arroja un total de 3522 millones de euros en letras a tres y seis meses a un tipo de interés más bajo que en la aterior colocación.

 El Tesoro español ha aprobado la última subasta del año, con la que ha conseguido un total de 3.522 millones de euros en letras a tres y seis meses. Los expertos de CM Capital Markets reconocen que se cumplen "los objetivos de colocación y rentabilidades inferiores a las anteriores, como se esperaba".

En concreto, en letras a tres meses se han colocado 1577 millones de euros a un interés del 1.273%, frente al 1.30% de la anterior subasta.  En letras a seis meses, el nominal adjudicado han sido 1945 millones a un tipo del 1.68%, frente al 1.71% de la anterior colocación.

Los expertos reconocen que mientras se siga colocando deuda a tipos más bajos, la posibilidad de rescate se disipa algo. Eso sí, "mientras el bono a diez años siga por encima del 5% el coste de financiación a largo plazo será insostenible". El bono español cotiza a 5.41% con la prima de riesgo ligeramente por encima de los 400 puntos básicos.