Ericsson aumentó su beneficio neto un 101% en los nueve primeros meses de 2010 hasta los 6.900 millones de coronas suecas (743 millones de euros).
La duplicación de la ganancia neta con respecto al mismo período del año pasado obedeció a mejoras en los resultados operacionales, a los beneficios de la compañía de telefonía móvil Sony Ericsson -de la que Ericsson posee el 50%- y a una reducción de los costes de reestructuración, señaló la empresa en un comunicado.

El beneficio bruto de enero a septiembre fue de 15.200 millones (1.637 millones de euros), un 25% más en términos interanuales. La facturación fue de 140.600 millones (15.141 millones de euros), lo que representa un descenso del 5%.