Ercros ha finalizado el tercer trimestre de 2017 con un beneficio de 34,14 millones de euros, un 25,2 % superior al obtenido en el mismo período del año pasado, y con un ebitda de 55,59 millones de euros, un 14,5 % superior al alcanzado en los nueve primeros meses de 2016.

Las ventas han alcanzado los 486,44 millones de euros y han sido un 13 % superiores a las obtenidas en los nueve primeros meses de 2016. El aumento de ventas ha sido general en todas las áreas de negocio, y particularmente pronunciado en el mercado de la sosa cáustica y el PVC. Los gastos ascendieron a 458,20 millones de euros, un aumento del 9,5 % respecto del tercer trimestre de 2016. En este epígrafe cabe destacar el aumento de los suministros, que se han encarecido un 17,7 %, fundamentalmente por la subida del precio de la electricidad, y de los aprovisionamientos, que han crecido un 14,5 %, por el incremento del precio de las principales materias primas, especialmente el metanol. Los gastos de personal, por su parte, han aumentado un 5,9 % debido a la subida salarial fijada en el convenio del sector y a la aplicación de los acuerdos que han permitido la cancelación de los compromisos históricos adquiridos con el personal pasivo de la empresa.

El ebitda ha pasado de 48,54 millones de euros en los nueve primeros meses de 2016 a los 55,59 millones de euros en el mismo período del presente ejercicio, una mejora de  7,05 millones de euros, equivalente al 14,5 %. Las amortizaciones, por importe de 14,03 millones de euros, y el gasto financiero, que ha sido de 5,39 millones de euros, se han reducido un 5,1 % y un 10,6 % respectivamente. Como consecuencia de lo anterior, el beneficio de Ercros en los nueve primeros meses de 2017 ha sido de 34,14 millones de euros frente a los 27,28 millones de euros obtenidos en el mismo período de 2016, un aumento de 6,86 millones de euros equivalente al 25,2 %.

En relación con el balance, destaca el aumento del capital circulante en un 23,2 %, fundamentalmente por el mayor saldo a cobrar de clientes, y la deuda financiera neta, que ha crecido un 21,6 % como consecuencia de la ejecución de las inversiones previstas en el Plan Act. El ratio de la deuda financiera neta sobre el ebitda de los últimos 12 meses es de 1,36 y el de la deuda financiera neta sobre los fondos propios es de 0,37; ambos ratios cumplen, por lo tanto, a 30 de septiembre de 2017, las condiciones impuestas en la política de
remuneración al accionista.

De cara al último trimestre del ejercicio, cabe destacar el mantenimiento de la fortaleza de la demanda y la mejora de los márgenes, gracias a lo cual podemos contrarrestar el encarecimiento de las materias primas. Cabe asimismo señalar que, por razones estacionales, el cuarto trimestre del año, y especialmente el mes de diciembre, acostumbra a presentar un menor nivel de actividad.  Además, el cuarto trimestre de 2017 se verá negativamente impactado por los costes extraordinarios de reestructuración y desmantelamiento derivados del cierre de las plantas de producción de cloro que operan con tecnología de mercurio, el próximo 11 de diciembre. A pesar de ello, con la puesta en servicio de las nuevas capacidades de producción de cloro con tecnología de membrana, Ercros mejorará su posición competitiva, lo cual permite anticipar una buena evolución de los negocios en 2018.