E.ON AG abrió al alza después de anunciar que ha aprobado un programa de recompra de acciones de 7.000 millones de euros y que invertirá 60.000 millones de euros hasta 2010, según agentes. El anunció pulverizó las especulaciones de que podría lanzarse a un programa agresivo de crecimiento tras su asalto frustrado a Endesa SA, sin ofrecer payouts a sus inversores.