La compañía alemana de suministro y servicios de energía E.ON ha anunciado en una nota de prensa que quiere dejar de cotizar en la bolsa de Nueva York. E.ON va a solicitar poder deslistar sus acciones depositarias americanas ('ADSs') del mercado de valores de Nueva York (NYSE), según el comunicado. Al mismo tiempo, E.On quiere finalizar sus obligaciones informativas con las autoridades estadounidenses de supervisión bursátil (SEC). En una reunión, el consejo de administración de E.ON aprobó esta decisión, que se hará efectiva previsiblemente el próximo 7 de septiembre tras el cierre del mercado de valores de Nueva York. En este sentido, el director de Finanzas de la compañía, Marcus Schenck, dijo que esta medida "no afecta a la estrategia empresarial de E.ON en EEUU" y que su propósito es "reducir la complejidad y los costes administrativos".