E.ON ha recibido el visto bueno del Ministerio de Industria para comenzar a vender energía a los consumidores de los sistemas eléctricos de las Islas Baleares y Canarias.