El presidente de Endesa, Jose Manuel Entrecanales, reconoció hoy las diferencias que existen en el Consejo de Administración de la compañía entre los miembros designados por la eléctrica italiana Enel y por Acciona, que -dijo-se pelean "como todas las familias". En declaraciones a los medios tras la Junta de Accionistas del grupo energético español, Entrecanales calificó de "aparentemente tranquila" la situación y señaló que estas diferencias, las "normales en un Consejo de Administración", no son de gravedad y no significan que "se vaya a destruir la familia".
No obstante, estas circunstancias podrían retrasar los plazos del acuerdo alcanzado el 27 de abril de 2007 entre Enel y Acciona, posibilidad ante la que el presidente de Endesa se mostró tajante: "a mí me gustaría que siguiésemos adelante". Indicó que, aunque le gustaría que se cumpliesen las fechas acordadas, se trata de una prerrogativa del Consejo de Administración de Enel, "en el que no tengo nada que decir", y del de Acciona, "en el que sólo soy el presidente". Acciona y Enel cerraron el pasado 26 de abril la venta de Viesgo y de activos de la española a E.ON por 11.500 millones, lo que supuso una plusvalía bruta de 4.550 millones de euros para Endesa. Esta cifra podría repartirse entre los accionistas en forma de dividendo extraordinario, algo ante lo que el presidente replicó que "se trata de una decisión del Consejo de Administración donde hace falta la unanimidad de los consejeros y después la ratificación de la Junta de Accionistas". En cuanto al nuevo plan estratégico de Endesa, el también presidente de Acciona explicó que depende de varios factores exógenos como la política energética del Gobierno -que ya se ha definido- y la venta de los activos a E.ON -cerrada la semana pasada-. También es necesaria la creación de una filial de renovables con los activos de Acciona y Endesa, que "todavía no sabemos cuando ocurrirá", a pesar de que las previsiones de la compañía apuntaban a que el vehículo estaría constituido el próximo 18 de octubre. Entrecanales dejó claro que este nuevo plan estratégico trata de adaptar la política de la compañía a las circunstancias del mercado, pero que Endesa tiene un plan en vigor y por lo tanto "está operativa, activa y dinámica", tal y como demuestran las inversiones que acomete. En su discurso ante la Junta, el primero como presidente de Endesa, Entrecanales alertó sobre la "progresiva moderación de la demanda eléctrica" en España, Francia e Italia como consecuencia de las altas temperaturas registradas en los primeros meses de 2007, así como de la "negativa evolución de los precios del mercado mayorista español". Asimismo, destacó que en España hay "importantes incertidumbres regulatorias" y que, "a pesar de los incrementos aprobados para los dos últimos ejercicios, el nivel de las tarifas eléctricas sigue siendo insuficiente" para cubrir los costes de las actividades reguladas. Señaló que esta situación ya ha generado déficit tarifario varios años y que todo hace pensar que "volverá a producirse en el ejercicio actual", problema que, a juicio de Entrecanales, sólo puede acometerse de forma estructural con la "plena liberalización del mercado". La Junta de Accionistas aprobó hoy el reparto de un dividendo total de 1,53 euros por acción con cargo a los resultados de 2007, lo que supone un importe total de 1.621 millones de euros. Dado que en enero ya se pagó un dividendo a cuenta de 0,5 euros por título, el dividendo complementario a repartir el próximo 8 de julio ascenderá a 1,03 euros por acción. Asimismo, los accionistas ratificaron el nombramiento de los consejeros Carmen Becerril, Andrea Bentran, José Manuel Entrecanales -presidente de la compañía-, Luigi Ferraris, Claudio Machetti, Valentín Montoya y Esteban Morrás.