La compañía petrolera italiana ENI ha logrado un beneficio neto de 2.590 millones de euros en el primer trimestre del año, un 13 por ciento menos que en el mismo periodo de 2006. La producción de hidrocarburos ha disminuido un 5,1%, debido a la pérdida de la producción de un yacimiento en Venezuela.
Respecto a la venta de gas, en el primer trimestre de 2007 se produjo una disminución del 9,8%, llegando a los 28.100 millones de metros cúbicos, debido a la bajada de la demanda en Europa, especialmente en Turquía y España ante el clima templado de estos meses. Las inversiones técnicas en ese periodo han ascendido a 2.010 millones de euros, lo que supone un aumento del 50,2% respecto al primer trimestre de 2006 y estuvieron principalmente destinadas al desarrollo de yacimientos, la actividad de exploración y la renovación de la red de transporte nacional e internacional de gas y refinerías. El grupo Eni añade que las previsiones para 2007 "se han confirmado positivas" y que la producción diaria se ha mantenido al mismo nivel del año pasado, 1.770 millones de barriles al día, y con una media de unos 55 dólares por barril.