Enel, la mayor eléctrica italiana por ingresos, está negociando sólo con el operador de electricidad del país, Terma, sobre la venta de sus líneas de alta tensión, ha indicado ester lunes el consejero delegado, Fulvio Conti. Enel, que desea reducir su gran deuda, incrementada por la compra de la española Endesa el pasado año, no negocia con otras posibles partes interesadas, ya que desea esperar hasta que concluyan las negociaciones con Terna, según el consejero delegado a los reporteros.