Enel considera, en un primer análisis, que las condiciones impuestas por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para autorizar la opa sobre Endesa "no suponen un obstáculo" para llevar a buen puerto la operación.
Según indicaron a Efe fuentes próximas a la eléctrica italiana, Enel está evaluando "cuidadosamente" las doce condiciones fijadas por el regulador energético, aunque, "a primera vista", la compañía entiende que no son un obstáculo. A juicio de Enel, la resolución de la CNE supone "un nuevo paso adelante" para la toma de control de Endesa. Fuentes de Acciona dijeron a Efe que la constructora está analizando en detalle las condiciones, por lo que, de momento, no se pronuncia sobre ellas. El Consejo de Administración de la CNE acordó hoy autorizar la opa de Enel y Acciona sobre Endesa, aunque impuso doce condiciones. Las dos empresas deberán preservar la autonomía y la marca de Endesa, mantener su domicilio social y sus centros de decisión en España, y crear una unidad orgánica dentro de la eléctrica española para gestionar sus activos nucleares.