En tiempos de crisis…dividendo. La ya evidente ‘reordenación’ del mapa energético lleva consigo retribuciones nunca vistas. Endesa reparte hoy entre sus accionistas un dividendo de 5,897 euros brutos por acción. Cifra récord en la historia de la compañía y  que hoy descuenta en bolsa. Acciona sale de la eléctrica por la puerta grande- recibiendo 1.560 millones de euros – en tanto que Enel cobrará 4.185 millones de euros por su participación. Una cantidad ‘algo superior’ a los 500 millones de euros que repartirá la compañía entre el 8% de minoritarios que componen su capital. Un 'superdividendo' que conlleva otros hitos y que dejará a la compañía sin catalizadores en el corto plazo.
Ya dice el refrán que a río revuelto…ganancia de pescadores. Que en medio de una crisis como la actual, haya una eléctrica capaz de abonar un ‘dividendo récord’ a sus accionistas, es algo que sólo unos pocos son capaces de garantizar. Hasta ahora sólo Telefónica dentro del selectivo español. Para su disfrute tres ramas: Acciona, Enel y el 8% del capital social que componen los inversores minoritarios. La eléctrica se ha comprometido a repartir entre sus accionistas un total de 6.243 millones de euros, según el acuerdo aprobado por su consejo de administración.

Importe bruto: 5,897 euros por acción. Cantidad acordada tras la ruptura de la alianza entre Enel-Acciona por el cual el grupo de construcción y servicios traspasaba a la italiana el 25% de Endesa. Una operación valorada en 11.107 millones de euros y que reporta importantes plusvalías a sus destinatarios: en concreto de 1.560 millones paraAcciona y algo más de 4.100 millones a Enel.  Para Oscar Moreno, gestor de fondos de Renta 4 “descontando casi esos 5,90 euros que ha pagado, el precio por acción con el cierre del viernes debería estar más arriba, en torno a 14,56 y está cotizando a 14,40 euros”. En cualquier caso, este dividendo era ya previsible “fruto de las negociaciones entre Acciona y Enel, y va a dejar a Endesa sin muchos catalizadores de cara al corto plazo”. “Si el viernes hubiéramos optado por vender hubiera sido una buena operación ya que ahora mismo está descontando más de lo que ha pagado”, apunta. Precisamente esa es la recomendación de Miguel Cedillo, gestor de Dif Broker que apuesta por “ponerse corto en Endesa y apostar por subidas en la italiana, que podría llegar hasta los 4 – 4,10 euros, pero no más”. Y es que esta retribución marca el aspecto más importante – desde el punto de vista bursátil- de una operación que estampa ostros hitos.

En medio de una operación

El grupo italiano Enel ha notificado ya a la Comisión Europea su intención de comprar el 25% de Acciona en Endesa para hacerse con el control total de la eléctrica española y el Ejecutivo comunitario decidirá antes del 17 de abril si autoriza o no la operación. Una vez que concluya el plazo, Bruselas puede aprobar la compra, con o sin condiciones, si considera que no tendrá un impacto negativo sobre la competencia, o bien abrir una investigación en profundidad de 90 días de duración si detecta problemas.

De momento, la italiana redujo el pasado jueves las inversiones de Endesa a casi la mitad- porque la crisis obliga a moderar esta partida- y porque el plan estratégico anunciado por la eléctrica no contempla fusiones ni adquisiciones. El presidente de Enel, Piero Gnudi, señaló posteriormente que la compañía dedicará 2009 a "consolidar las operaciones realizadas" en el pasado, entre las que destaca la adquisición de Endesa.

Las últimas declaraciones del consejero delegado de la italiana, Fluvio Conti a la prensa reflejan que mantendrá en Madrid la sede de Endesa y conservará su "identidad empresarial y nacional". Conti aseguró que trabajará "por el desarrollo de una gran empresa española como Endesa, respetando las reglas del país" y no descartó que este año lance una ampliación de capital de 8.000 millones de euros dados los recientes cambios económicos a los que se enfrenta el mundo.

Sector tranquilo…pero muy endeudado

Y es que si por algo destaca el sector en estos tiempos es por la reordenación a la que se enfrenta. Un mapa que se “presenta mucho más consolidado que otros tras la oleada de fusiones que hemos visto tanto en España como en Europa”, admite Carlos Esteban, director de mercados de Banco Finantia Sofinloc Este analista considera que ahora lo que se busca, “sin cambiar la dimensión del sector, es readaptarlo y hay que tener en cuenta que se ha pagado muchísimo por las últimas operaciones dentro del sector utilities”. Y es en esa línea en la que está trabajando Enel.

La compañía está viendo “si recorta el dividendo, si se desprende de algunos activos de su grupo…algo en que también están trabajando las españolas como Iberdrola a través de la presentación de planes estratégicos de aquí a tres o cinco años”. En cualquier caso, para el director de mercados de Banco Finantia Sofinloc este sector es “tranquilo y, la única pega que tiene es el elevado endeudamiento en estos momentos pero, a medio y largo plazo, tienen buenas expectativas”.