Endesa ha reducido sus emisiones de CO2 en España en aproximadamente 2,5 millones de toneladas al año en los últimos cinco años, lo que equivale al 5,5% del total de emisiones realizadas por la compañía anualmente. Las iniciativas que la compañía ha realizado tanto en sus plantas de generación como en las redes de distribución le han permitido reducir las emisiones de sus instalaciones eléctricas en 12,5 millones de toneladas desde 2005.