Endesa envió hoy, último día de plazo, a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) sus alegaciones a la entrada de Acciona en su capital, en las que advierte del alto nivel de deuda que alcanzará la constructora tras la operación.
El Consejo de Administración de la CNE tiene previsto decidir mañana, viernes, si autoriza a Acciona a elevar su participación en Endesa por encima del 10%. Las alegaciones de Endesa entraron en el registro de la CNE en torno a las 16,30 de la tarde, confirmaron a EFE fuentes de organismo regulador.