Endemol puede ser la próxima víctima de los problemas de liquidez de los mercados financieros. Según publica el diario británico The Times, el consorcio de Mediaset, John De Mol y Goldman Sachs no ha podido sindicar los enormes créditos que pidió para acometer la operación.
Los bancos que suscribieron el crédito para la transacción - Goldman Sachs, ABN Amro, Barclays Capital, Credit Suisse, Lehman y Merrill Lynch - prepararon de forma sindicada la venta de la deuda el pasado 24 de julio, pero han tenido que retrasarla debido a que los inversores de deuda rechazaron tomar parte en compras de alto riesgo. Deuda elevada El acuerdo fue firmado el pasado 13 de mayo, en un contexto de deuda barata y abundante que daba alas a grandes fusiones e inflaba los precios de compra. Para que se hagan una idea, era tal el nivel de deuda pactado que incluía nueve veces el margen bruto de explotación de la empresa antes de deducir intereses, amortizaciones e impuestos (ebitda) de la productora en el último año; mientras que el global del negocio estaba valorado en 14,4 veces el ebitda de Endemol. Ahora la situación es bastante distinta. Los mercados se han visto afectados por la crisis de las hipotecas subprime y el sector crediticio se ha visto desbordado, causando estragos en una gran cantidad de tratos que estaban suscritos pero no sindicados aún.