La compañía destaca la fuerte generación de caja libre que le  ha permitido destinar 78 millones a inversiones, pagar un dividendo complementario de 16 millones y mantener el endeudamiento neto respecto de finales de 2017.

Ence – Energía y Celulosa alcanzó un beneficio neto de 50,3 millones € en el primer semestre del año, un 60% superior al mismo periodo de 2018. El EBITDA del Grupo aumentó el 49% y alcanzó los 130,8 millones €, impulsado por la mejora del precio de la celulosa y la incorporación de la planta de biomasa de 27 MW de Lucena (Córdoba).

Ignacio Colmenares, CEO de Ence, destacó que “la tendencia de crecimiento de resultados se mantendrá en la segunda mitad del año, en la que alcanzaremos mayores niveles de producción, tanto en el negocio de Celulosa como en el de Energía. Todo ello nos permitirá superar nuestro objetivo de 300 millones de euros de EBITDA este año”. Así mismo, resaltó que “las perspectivas de evolución del precio de la celulosa continúan siendo muy favorables. La fortaleza de la demanda y la ausencia de grandes proyectos para incrementar la capacidad de producción hacen prever un escenario de precios fuertes, al menos hasta 2023. Ence ha aumentado en marzo en 30.000 t la capacidad de su biofábrica de Pontevedra y ha comenzado las obras para la ampliación de 80.000 t en la biofábrica de Navia, que finalizarán en nueve meses.

Ignacio Colmenares, Ceo de ENCE. Presentación resultados.

En el negocio de energía, Ence está invirtiendo en 99 MW en generación de energía con biomasa. Progresa a buen ritmo la construcción de las plantas en Huelva y Puertollano, con una potencia de 46 MW cada una, a las que se añadirá una tercera planta de 7 megavatios que se ubicará en una de las plantas de Ence en la zona del olivar. Estas instalaciones entrarán en funcionamiento a finales de 2019 e impulsarán el EBITDA del negocio de Energía hasta los 90 millones anuales en 2020.

La fuerte generación de caja libre de Ence ha permitido destinar 78 millones € a las inversiones del Plan Estratégico, pagar un dividendo complementario de 16 millones € y mantener el endeudamiento neto respecto de finales de 2017.

El nivel de apalancamiento del Grupo a cierre del semestre es de tan solo 0,6 veces el EBITDA de los últimos 12 meses. El Consejo de Administración de Ence ha acordado el pago de un primer dividendo a cuenta de 2018 el próximo 12 de septiembre por importe de 25 millones €, equivalente a 0,104 € brutos por acción.

Ence está cumpliendo las inversiones previstas en su Plan Estratégico y está ultimando un nuevo Plan, que presentará en otoño, para continuar generando valor para sus accionistas, excelencia medioambiental y seguridad para empleados e instalaciones.