Las verticales cesiones sufridas desde la zona de máximos comprendida entre 16,95 y 16,66 se han frenado a la altura de la directriz alcista de largo plazo que une los mínimos de 2.009 y 2.010.
Al igual que en aquellas ocasiones la sobreventa alcanza niveles extremos como podemos apreciar en el indicador MACD que se encuentra en la ventana inferior del gráfico.

En este contexto consideramos factible que el precio puede dedicarse a continuar consolidando niveles entre 13,49 y 14,57 a la espera de que encuentre un catalizador que derive en una ruptura de la tendencia alcista de largo plazo o un giro al alza suficientemente fiable. La amplitud del rango permite una operativa de compra en soportes y venta en resistencias.

Enagás en gráfico diario