Tras un turbulento y volátil 2011, creemos que aún quedan razones para ser optimistas de cara al próximo ejercicio.
 La primera de ellas radica, sin lugar a dudas, en las valoraciones de las entidades, pero esto no es suficiente. Todo el mundo sabe que mientras que el problema de Europa no se solucione, podemos encontrar títulos baratos. Sin embargo, va a ser un tiempo muy volátil por lo que habrá que moverse paso a paso y con cautela.
El otro motivo fundamental es que hay empresas que están en muy buena forma y su apalancamiento financiero es muy bajo. Por ejemplo, el apalancamiento financiero medio del Euro Stoxx 600 es probablemente el 60% del que era en 2008, lo que significa que en estos dos últimos años las entidades han sido muy cuidadosas. Han hecho un trabajo excelente en sus balances durante la crisis y en este momento se encuentran correctamente preparadas para un ambiente difícil.

En resumen, para invertir en 2012 creemos que es imprescindible contemplar todos estos elementos y que será necesario ser muy cuidadoso con el apalancamiento financiero de las empresas y, por lo tanto, con la selección de las compañías sobre todo en el segmento de las empresas de pequeña y mediana capitalización. Sin embargo, con un buen bond-picking de compañías es posible encontrar excelentes oportunidades.

-- ¿En qué tipo de activos?

La primera cuestión fundamental que hay que tener en cuenta referente a la renta variable es que hay que permanecer muy atento al endeudamiento de las empresas, especialmente si no tienen acceso al mercado. En segundo lugar hay que tener cuidado con las empresas que solo tienen exposición a Europa. Por eso, preferimos invertir en compañías con exposición global. Por ejemplo estamos invertidos en VISA que saca provecho de la bancarización de la clase media en los países emergentes. Desde el principio del año el titulo VISA ha generado un 38% de rentabilidad.

En un entorno económico más complicado, hay algunas empresas que no conocen la crisis. Apostamos para PEARSON, compañía líder mundial en la educación y formación cuya marca más conocida es Wall Street Institute. Esta empresa crece de 19% al año desde 2004 y ha seguido creciendo aun en 2008. El titulo PEARSON ha generado un 85% de rentabilidad en los 3 últimos años.

En cuanto a sectores, pensamos que hay que ser muy cautos con los valores cíclicos en general y si se quieren comprar, preferimos empresas que sean globales. A pesar de la situación actual, el mundo no va a parar, el crecimiento en China sigue siendo alto. Por último, también hay que tener cuidado con aquellos valores que se pueden ver fuertemente impactados por nuevas tasas, como es el caso de las telecos o las utilities, incluso aunque están baratas porque son las víctimas más comunes de sufrir mayores impuestos.

Las valoraciones en general están muy bajas por lo que normalmente es un buen período. La cuestión radica en que va a ser un tiempo muy volátil por lo que habrá que moverse paso a paso. En los mercados que hemos vivido desde septiembre, hay que comprar cuando nadie es optimista, como ocurre ahora mismo, y además tampoco hay que perseguir el rally del mercado porque el mercado puede estar muy nervioso con movimientos tanto a la baja como al alza. Por tanto hay que ser un “poco” contrarian y estar mentalmente preparado para el hecho de que vamos a tener mercados volátiles. Asimismo, hay que tener en mente que incluso aunque encontremos soluciones para la zona Euro, las perspectivas para el crecimiento en Europa son bastante desalentadoras.