Los títulos de la compañía empiezan a perder la zona de soporte de los 2,67 euros.

A la espera de conocer los resultados del primer trimestre que se publicarán el 6 de mayo el aspecto técnico de la compañía continúa empeorando. A estas alturas de sesión la cotización comienza a perder la zona de soporte comprendida entre 2,67 y 2,66 confirmando la envolvente bajista, formación en gráfico de velas japonesas con implicaciones negativas para el precio. En este entorno, si los resultados no consiguen cambiar la dinámica actual, la posibilidad de volver a zona de mínimos anuales, 2,43 / 2,42, suma enteros.