Banco Santander se ha fijado tres objetivos para este año. Finalizar los saneamientos de los activos inmobiliarios, aumentar el core capital hasta el 10% y mantener la retribución al accionista en 0.60 euros por acción. Según ha explicado Emilio Botín, presidente de la entidad, en la junta general de accionistas “con el objetivo de alcanzar en 2014 un ROE –retorno sobre el patrimonio neto- de entre el 12-14%.

En la junta general de accionistas celebrada por Banco Santander, su presidente Emilio Botín ha fijado las prioridades para este ejercicio. En primer lugar, “finalizar los saneamientos de los activos inmobiliarios, que equivaldrá a adoptar provisiones adicionales por valor de 2300 millones de euros que se harán en su totalidad este ejercicio”. Para ello “contamos con 900 millones de euros ha generado la venta de Santander Colombia”. En segundo lugar, y una vez superado el core capital del 9% exigido, es llegar al 10%. Y en tercer lugar, “mantener la retribución al accionista de 0.60 euros por acción”. En 2014, el mandatario de la entidad estima alcanzar un ROE (Retorno sobre el patrimonio neto) del 12-14% con un ROCE del 16-18%.

Los motores del crecimiento serán la noramlización progresiva de los beneficios en los mercados maduros – España- y menores necesidades de provisión. “Alcanzaremos los objetivos y esto se traducirá en una revalorización de la acción. El consejo de administracion y los profesionales del grupo harán que la inversión en el grupo será una inversión rentable”, ha explicado. Sobre la acción también se ha pronunciado el Consejero Delegado de la entidad, Alfredo Sáez  quien ha dicho que " nuestra acción sigue en un nivel que no refleja nuestra rentabilidad estructural ni nuestro potencial de crecimiento a medio plazo. A medida que el mercado acepte nuestra capacidad alcanzar un nivel más normalizado, esto se irá reflejando en la cotización de nuestra acción". Esto, combinado con el buen nivel de rentabilidad por dividendo que ofrece nuestra acción, "me permite ser muy optimista acerca de las perspectivas de su inversión durante los próximos años".

Reforma laboral y ajuste del déficit, en la buena dirección

La reforma laboral “va en la buena dirección y redundará en la mejora de la economía española y en la creación de puestos de trabajo. Es positiva la determinación con la que el gobierno ha afrontado la reducción del déficit, tanto en el Estado como vía Comunidades Autónomas. De manera estructural hay que reducir el gasto público y ajustarlo a los ingresos”, ha reconocido Botín.

El negocio del banco es prestar dinero no gestionar vivienda “y la ejecución de la hipoteca es algo que tratamos de evitar. Las medidas que se adopten no deben alterar el funcionamiento del mercado hipotecario”.

Botín ha admitido no compartir la opinión negativa que sobre España se está difundiendo pues “está haciendo bien los deberes. En muy poco tiempo el gobierno ha realizado reformas de profundo calado, medidas sin precedentes y estoy seguro además que el presupuesto que se aprobará hoy contribuirá a la reducción del déficit y a la mejora de las finanzas públicas”. El mandatario de la entidad cántabra ha recordado que “las medidas necesitan tiempo para que sus beneficios se asienten pero se están sentando las bases para una recuperación de la economía y el empleo.