Tras marcar máximos en el mes de junio en la zona de máximos históricos del año 2007, Iberdrola viene desarrollando un rango lateral bien delimitado.

La formación de este rango ha provocado que pierda la directriz alcista desde los mínimos de junio del año pasado (Brexit).

La pérdida de la base de dicho rango en 6,61 euros estropearía más su situación técnica. Nótese la potencia del nivel de resistencia en 7,10- 7,20 euros, al representar también el precio objetivo del consenso de analistas.

Los indicadores técnicos en escalas lentas se encuentran generando síntomas correctivos de cara al medio plazo.

Recomendación: VENTA PARCIAL