El tráfico mundial de pasajeros registró en septiembre una mejora del 5,6% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior y un aumento del 4,6% con respecto a agosto, según las cifras proporcionadas por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).
Por el contrario, el tráfico de carga mundial registró en septiembre una contracción del 2,7% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, lo que su pone una caída adicional con respecto al retroceso del 2,4% registrado en agosto.

La fortaleza de la demanda de pasajeros en septiembre es una agradable sorpresa. La demanda de carga se contrajo por quinto mes consecutivo y esta tendencia está en línea con la caída de la confianza del consumidor y empresarial", destacó al respecto el consejero delegado y director general de la IATA, Tony Tyler.